Preguntas más frecuentes acerca de los germinados

  ¿QUE DEBO TENER EN CUENTA AL COMPRAR LAS SEMILLAS?

Lo primero es cerciorarse de que las semillas SEAN ORGÁNICAS o SIN TRATAR, como las llaman en muchos almacenes. Normalmente los granos que se consiguen en los supermercados son para consumo humano, sin tratar. Las etiquetas deben especificar esto o preguntar al vendedor.

 

También es necesario asegurarse de que las semillas estén recién cosechadas, que no hayan permanecido por meses o años en bodegas. Por lo tanto se recomienda comprar las semillas en almacenes con buen flujo de clientes donde los productos tengan alta rotación.

 

¿QUE HAGO PARA GERMINAR UNA SEMILLA NUEVA?

Si estamos frente a semillas nuevas cuyo proceso germinativo desconocemos, se puede partir de la premisa de que, las semillas pequeñas, necesitan menos tiempo de remojo que las grandes, sin ser ésta la última palabra. Tenga en consideración que cada semilla es un ser vivo que se porta diferente a los otros. Si a los 2 días no ha germinado y usted sabe que es una semilla fresca, entonces continúe mojándola las 2 ò 3 veces al día hasta que brote. Cuando el brote tenga el mismo tamaño de la semilla se prueba para detectar su sabor, si este no es agradable, se siembra dejando crecer la plantica, unos 10 a 12 cms. para probarla y comerla con las ensaladas.

 

¿CÓMO GUARDO LOS GERMINADOS EN LA NEVERA?

Lo más indicado es guardar en la nevera, en un frasco de vidrio con una servilleta absorbente en el fondo y tapado. Esto permite una mejor conservación. Lo principal que debe tener en cuenta es guardarlos secos para que no se le pudran.

 

¿CUÁNTO TIEMPO DURAN LOS GERMINADOS EN LA NEVERA?

El mayor tiempo de duración de los germinados en la nevera depende de que hayan sido guardados bien secos, siendo así, luego de unos 12 o 15 días, si se conservan en buen estado ,es mejor probarlos antes de agregarlos a la ensalada ò sanduche para verificar que no estén amargos.

 

¿POR QUÉ NO SE COCINAN LOS GERMINADOS?

Ellos son alimentos vivos que aportan gran número de nutrientes y vitalidad. Todo alimento que se lleva al fuego pierde el 80% de sus nutrientes y absolutamente toda la energía.

 

¿EXISTEN ESTUDIOS CIENTÍFICOS Y ANÁLISIS QUE DEMUESTRAN LA UTILIDAD DE LOS GERMINADOS EN LA ALIMENTACIÓN?.

Los germinados son alimentos muy ricos en sustancias vitales. Durante la germinación, las vitaminas, enzimas, oligoelementos y varias sustancias biológicas aumentan de manera considerable. Numerosos análisis científicos lo demuestran, principalmente los libros de Edmond Bordeausx-Szckely, de Ann Wigmore y de Victor Kulvinskas.

 

El profesor David Beguin, del Departamento de Nutrición Humana de la Universidad de Washington (WSU) en los Estados Unidos, explicaba en 1984, después de varios años de estudios científicos, que los germinados constituyen un alimento extraordinario para equilibrar la alimentación de los países sobre desarrollados y también permiten a las poblaciones de los países subdesarrollados alimentarse de la mejor manera y de forma barata.

 

Sin embargo, es sorprendente constatar, para quien ha tomado conciencia del valor nutritivo de los germinados, que son pocos, los Institutos de Investigación que han realizado estudios al respecto. Es cierto que el cultivo interior o en casa, convierte al consumidor más independiente de la industria alimenticia y es ésta quien, directa o indirectamente, financia las investigaciones; al no haber ningún beneficio en perspectiva, faltan los créditos. La alimentación moderna, con sus procedimientos de refinamiento y las manipulaciones industriales, con la cocción y el exceso de productos animales, ocasiona carencias, las cuales van desapareciendo al consumir frutas, verduras crudas y germinadas. Nuestro bienestar físico, emocional, mental y espiritual depende de nuestra alimentación. Al consumir germinados, uno experimenta una vitalidad y fuerza crecientes. Es mucho menos arriesgado confiar en los alimentos que la naturaleza nos ofrece desde hace millones de años que creer ciegamente en las teorías dietéticas y los dogmas científicos. Thomas Edison decía: “La naturaleza se ríe de las pretensiones científicas del hombre que quiere crear una brizna de hierba. Los productos químicos no podrán compararse nunca con los elementos creados por la naturaleza, con las células vivas de las plantas, creadas por los rayos del sol, el padre de la vida. Los alimentos naturales y sobre todo los germinados, adecuadamente utilizados, permiten la eliminación de las toxinas y residuos acumulados en el organismo y apoyan a la naturaleza para evitar la enfermedad. En cambio, los productos químicos, que no corresponden a las estructuras biológicas de nuestro organismo, favorecen la acumulación de sustancias muertas y la aparente mejoría que se nota es solamente una eliminación de los síntomas”.

 

¿PODEMOS NUTRIRNOS EXCLUSIVAMENTE CON GERMINADOS Y B

Comentarios cerrados

Acceder | Designed by Gabfire themes
Posicionamiento web SEO